Inicio » Comunidad » La Psicooncología

La Psicooncología

En los últimos años, el cáncer se ha convertido en una de las enfermedades más temidas dentro de nuestro medio social. Esta palabra “cáncer”, está dotada de un sinfín de significados ominosos que hacen relación a lo misterioso, a los oscuro, a lo malo, al fin, a la muerte. No son erróneas estas definiciones si tenemos en cuenta el daño que produce esta enfermedad desde el momento de su diagnóstico. Este daño se manifiesta no solo desde el punto de vista físico con los incontrolables y evidentes cambios y deterioros que sufre una persona que atraviesa por enfermedades, sino que también el daño es producido en el plano de lo psíquico, lo social y lo espiritual.

El diagnóstico de cáncer es considerado como un acontecimiento traumático tanto por su intensidad como por su duración, afectando a quien recibe la mala noticia y a quienes están más cercanos a su alrededor. Esta persona se convierte en un paciente que debe adaptarse a un nuevo estilo de vida y las personas de su entorno más cercano pasan a ser sus cuidadores.

Su ambiente más familiar es ahora un hospital o una clínica médica. Su persona de confianza pasa a ser su médico y sus nuevas actividades se convierten en los distintos tratamientos que comenzarán a recibir desde la quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia, etc. Hay un antes y un después del diagnóstico de cáncer.

A esta etapa le sobreviene el tratamiento, su elección y los indeseables efectos secundarios provocados por los mismos, la pérdida de fuerza y de interés.

Frente a los sucesivos cambios, la persona que padece esta enfermedad comienza a experimentar miedos indefinidos, preocupaciones generalizadas con estados de ánimo desconocidos hasta ahora. El cáncer, se presenta como una amenaza a la vida, a la integridad de la persona. El paciente tiene la sensación horrorosa de pérdida de control de su propia vida y esta sensación es a veces descripta por ellos mismos como “desgarradora” o “desesperante”.

El tiempo, aspecto tan peculiar en estas circunstancias adquiere características considerablemente dispares a las que tenía antes de la enfermedad. El tiempo de espera, la espera entre una consulta médica y la otra, entre un resultado de un estudio y el otro, entre la aplicación de una medicación y la otra, etc. Y la espera por un tratamiento, por una mejora. El tiempo que no pasa y que pasa demasiado rápido a la vez.

Cualquier persona que atraviesa por una situación de enfermedad como es el caso del cáncer, sufre en su cuerpo estos cambios. Pero este sufrimiento no se detiene en lo físico sino que también existe un sufrimiento psíquico capaz de llevar a una persona a una situación inimaginable por ellos mismos. Ante esta situación, es que la psicología comenzó a hacer sus intervenciones dando lugar a la Psicooncologia.

La Psicooncologia es una disciplina dentro de la Psicología Clínica y de la Salud que surge como mezcla entre la Psicología de la Salud y las Ciencias Biomédicas (Oncología).

Es la encargada de la intervención, asesoramiento y acompañamiento de las personas afectadas por una enfermedad oncológica y a sus familiares.

El objetivo de la Psicooncologia es reducir el impacto que la enfermedad genera en la persona que la padece y en su entorno social más próximo y así promover un afrontamiento más adaptativo y saludable.

Un abordaje integral como el que ofrece esta disciplina permitirá comprender, definir y atender adecuadamente los efectos psicológicos y emocionales derivados de la evolución de esta enfermedad.

El tratamiento se ha de centrarse en el control de los síntomas y el mantenimiento de una adecuada calidad de vida del paciente.

Se utilizan estrategias psicoterapéuticas tanto para el paciente como para los familiares, teniendo en cuenta el apoyo al equipo médico que se enfrenta directamente con el fracaso de las intervenciones realizadas y con la ansiedad de su propia muerte.

Por último, no olvidamos el apoyo a la elaboración del duelo tras la muerte del paciente.

Los objetivos de los tratamientos varían según el momento de la enfermedad y de la forma en como el paciente responde.

Objetivos Generales

  1. Aliviar el sufrimiento.
  2. Elaborar estrategias de afrontamiento ajustadas a la situación para mejorar la adaptación psicosocial del enfermo y de su familia.
  3. Desarrollar, fortalecer la alianza terapéutica entre el paciente y el médico tratante.
  4. Resignificar la situación traumática que supuestamente que representa la enfermedad.
  5. Aliviar los síntomas emocionales.
  6. Preparar al paciente para afrontar algunos tratamientos.
  7. Evaluar la red familiar e implementar intervenciones necesarias.

 

San Miguel de Tucumán, 25 de agosto de 2016

Comisión de Psicooncologia. Colegio de Psicólogos de Tucumán

Psic. Inés Forenza
Psic. Mariana Girola
Departamento de Hematooncologia Hospital Néstor Kirchner