Inicio » Noticias » Asuntos Profesionales » Ser Psicólogo

Ser Psicólogo

“Cuando pensé en esto, mi página quedó en blanco, muchas cosas me interrogué. ¿Debía escribir sobre mi vida? ¿mi quehacer profesional? ¿y el riesgo de caer en la pedantería o lo mendaz? pero, ¿qué hice con mi ser? ¿Cuál fue la eficacia de mi quehacer? Fue mi elección, y no tuve dudas.
Sólo en el quehacer con el (O)otro, mi analista, mis colegas, mis docentes, los alumnos, los usuarios, fui creando y recreando éste saber, esta práctica maravillosa, intrigante, tanto como el lenguaje mismo y sus múltiples configuraciones. Desentrañar, destrabar, enlazar nuevamente lo que se desmarca, soportar silencios, infamias y angustias, alentar, transmitir, interrogar, marcar configuraciones, promover, gestionar derechos, jugar, planificar…
Y pensar que con tan pocas herramientas, mi compromiso con la ética y los derechos, el saber, la escucha y la palabra, puedo contribuir al bienestar, a la salud, la justicia y felicidad de las personas…
Mientras… existo y soy feliz!”

Reflexiones (anónimo)

No es un día cualquiera, es un día especial para nosotrxs, somos los que diariamente acompañamos a personas e instituciones en la búsqueda de respuestas para los conflictos que nos plantea la vida cotidiana, atravesada como está en estos momentos actuales -por tantas vicisitudes e incertidumbres-, magnificándose nuestro trabajo. Tal vez no sea valorado como nosotros quisiéramos, pero es nuestra valoración interna la que nos convoca día a día a seguir eligiendo ser los sostenes subjetivos de personas, familias, grupos e instituciones.
Cada 13 de octubre recordamos que nuestra vocación por el otro nos marcó en nuestro destino para formarnos y profesionalizar ese acompañamiento; estudiamos, nos recibimos, nos matriculamos, nos actualizamos, este devenir constante nos fortalece en nuestra estima al sentirnos útiles para ese otro que nos convoca.

Tal vez no sean momento de inmensa alegría por la coyuntura actual pero sí creemos que debemos ser felices –y celebrar- por poder ejercer nuestra profesión con dignidad, ética y creatividad. Somos los responsables de la salud mental de nuestra población y en cada acción profesional debemos hacer que se revalorice nuestro ejercicio para poder colocar a la Psicología como una ciencia necesaria para el buen vivir -y principalmente- como una política de Estado y de las Obra Sociales, para que inviertan en la salud mental de la población.
¡Felicitamos a nuestrxs colegas, y brindamos por nuestra profesión!

H. CONSEJO DIRECTIVO